Alerta Noticias: NOAA anticipa la llegada del fenómeno "El Niño"
Pin It

Widgets

NOAA anticipa la llegada del fenómeno "El Niño"

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA) pronosticó este jueves un 50 % de posibilidades de que este año se produzca el fenómeno de “el Niño”, una corriente de aguas cálidas en el Pacífico que altera el clima de grandes zonas del planeta.

Según un boletín hecho público este jueves por la NOAA, se ha detectado un aumento de la temperatura del mar en el centro del Océano Pacífico y numerosos “modelos dinámicos” de previsión anticipan que en los próximos meses podría desarrollarse “el Niño”.

“El Niño” es una corriente de agua caliente que recorre el Pacífico americano y suele provocar, según los expertos, una temporada de mayor inestabilidad meteorológica, con lluvias más intensas en América del Sur y un menor número de huracanes en el Atlántico.

“El pronóstico en consenso es que hay un 50 por ciento de probabilidad aproximadamente de desarrollo de El Niño durante el verano (junio-septiembre) u otoño (septiembre-diciembre)”, dice el comunicado del centro meteorológico, con sede en Miami.

No obstante, y aunque todos los modelos predicen un calentamiento en el Pacífico tropical, existe “una incertidumbre considerable” en torno al fenómeno.

El director ejecutivo del Centro de Predicción Climática de la agencia NOAA, Mike Halpert, explica: “Una vigilancia simplemente indica que las condiciones en el Pacífico tropical son favorables para el desarrollo de un El Niño durante los próximos 3 a 6 meses, aproximadamente”. De todas formas, el fenómeno podría ser débil ya que el promedio actual de pronóstico de los modelos estiman un El Niño de 0,5°C de anomalía. “En forma no oficial, consideramos entre 0,5°C y 1°C como un evento débil”, concluye Halpert.

Según las previsiones, si los vientos del oeste continúan combinados en el oeste del Pacífico ecuatorial, “el desarrollo de el Niño pudiera ser más probable”.

Los meteorólogos de la NOAA explican, no obstante, que cualquier pronóstico a largo plazo debe ser visto con precaución, especialmente por “la tendencia general de condiciones más frescas durante la década pasada” .

El fenómeno de El Niño se caracteriza por un calentamiento anormal de la corriente Humboldt o Corriente del Perú, lo que provoca lluvias más intensas y períodos muy húmedos en general en América del Sur.

El aumento de las temperaturas en la aguas del Océano Pacífico provoca un calentamiento de la atmósfera y, como consecuencia de ello, la formación de tormentas e inestabilidad meteorológica, según los expertos.

En Argentina, durante la temporada de tormentas 2013-14 (aún vigente) estuvimos bajo un patrón ENSO neutral, es decir, sin patrones de El Niño o La Niña claros. Como consecuencia, otros parámetros influyeron en el clima de nuestro país este verano, como la oscilación Madden y Julian, que estuvo principalmente asociada a la ola de calor en el centro del País en diciembre y la ola de calor en el NEA durante la primera quincena de febrero (y el corrimiento al sur del frente semiestacionario al centro del País, generando tormentas severas y consecuencias como las inundaciones en el norte de Buenos Aires).

El Niño también suele producir un menor número de huracanes en el Atlántico, aunque la temporada del 2013 ya fue inusualmente baja, con tan sólo dos huracanes de categoría menor.

Esta baja incidencia en el número de huracanes en el 2013 suscitó el interés de los meteorólogos, que en noviembre pasado calificaron este hecho como un “enigma” y se plantearon si estaba anticipando “el final de un ciclo de huracanes intensos”.

El nombre de “El Niño” fue acuñado hace un siglo por los pescadores peruanos del puerto norteño de Paita, que observaron que aparecía por Navidad, por lo que la llamaron corriente del “Niño Cristo”.

¿Qué consecuencias genera El Niño en Argentina?


El Niño es un incremento en la temperatura del océano Pacífico este. Mientras esto ocasiona en el centro-norte de América del Sur (especialmente en Brasil) altas temperaturas, importantes disminuciones de las lluvias y -como consecuencia- un aumento en el riesgo de indendios, en el centro/norte de Argentina se asocia a un importante aumento en las precipitaciones, así como en la posibilidad de tiempo severo, especialmente en la temporada de tormentas (de septiembre a mayo).

De generarse un patrón compatible con El Niño desde el invierno, podríamos observar temperaturas algo superiores a lo normal en la segunda parte de esta estación y en la primavera, además de un paulatino aumento de las precipitaciones en Buenos Aires (incluyendo CABA/GBA/La Plata), Cuyo, toda la región central, Litoral y el norte del País (particularmente el noreste).

El panorama aún puede cambiar

De todas formas, la emisión de una vigilancia no implica que la ocurrencia del fenómeno sea algo ya concreto: Simplemente se emite porque se están observando condiciones que pueden desencadenar en este patrón, pero aún resta analizar la evolución de las temperaturas en el Pacífico oeste y central, así como los cambios en la intensidad de los vientos alisios durante los próximos meses.

Continuaremos actualizando el panorama del fenómeno ENSO en los próximos meses.



Fuente: EFE, PL, pronosticoextendido.net

Posteado por Valterber el 23:41. Etiqueta . Puedes ver los comentarios via RSS RSS 2.0

0 comentarios for NOAA anticipa la llegada del fenómeno "El Niño"

Leave comment

CURRENT MOON

TRADUCTOR

TWITTER

Google+ Followers

MONITOR SOLAR

MONITOR SÍSMICO

2013 Red Conciencia Argentina. Todos los derechos reservados. - Con la colaboración de Diseño Web Profesional